Thread: news
View Single Post
Old October 25th, 2007, 09:45 AM   #89 (permalink)
Kudzu
Hi Tech / Low Life
 
Kudzu's Avatar
 
Join Date: Apr 2004
Location: Twisted in black armor
Posts: 1,147
Un hombre de 60 años, desesperado por el reciente embargo de su vivienda, entró en las oficinas de los servicios centrales del Banco de Galicia en Vigo y, tras discutir con los empleados y directivos, se disparó un tiro en la cabeza con su escopeta de cañón paralelo de caza. El individuo gritó previamente a los empleados: «¡Me vais a quitar la casa y ahora yo me quito la vida!».
Al parecer, el individuo procede de la localidad lucense de Burela pero, al cierre de esta edición, aún no había sido identificado.
Todo empezó a las 13.05 horas de ayer, en la central del Banco de Galicia, en el cruce de Velázquez Moreno número 11, con la céntrica calle Policarpo Sanz, zona conocida como la Milla de Oro, por albergar en sus inmediaciones las oficinas centrales de decenas de entidades financieras que operan en la ciudad.
El hombre accedió al banco por la puerta de Servicios Centrales, situada en una planta separada de los despachos de atención al público donde se realiza ingresos o solicitan créditos. Dicha puerta estaba vigilada por agentes de seguridad pero, dado que no hay dinero, carece de un arco de detección de metales, por lo que el individuo pudo entrar con el arma de fuego oculta dentro de un saco de color blanco y sin despertar sospechas.
Una vez en el patio de operaciones, el sujeto ocasionó numerosos problemas a los empleados, a quienes insultó e incluso, según algunas versiones, escupió. Debido a los incidentes que ocasionaba el cliente, los trabajadores telefonearon a la comisaría para pedir que se acercase una patrulla pues el desconocido causaba «numerosos problemas».
Al poco, la centralita del 091 recibió una segunda llamada del mismo banco. Los empleados informaron a la policía de que el hombre acababa de pegarse un tiro en la cabeza y había fallecido. Al parecer, uno de los trabajadores había sufrido un shock y tuvo que ser atendido por un equipo médico del 061 que se desplazó al lugar.
El público y los empleados de las cajas no se enteraron del disparo hasta que oyeron las sirenas de varios coches patrulla y la ambulancia. Al parecer, se trataba de un cliente «que nadie conocía» y tampoco iba con frecuencia a hacer gestiones.
Mutismo
Los trabajadores de la entidad guardaron absoluto mutismo durante toda la mañana de ayer. En un principio, se había barajado la posibilidad de que el hombre fuese un atracador que, al ver frustrado su golpe, se disparase a sí mismo. Pero eso quedó descartado porque las oficinas centrales se limitan a gestionar las operaciones de sus sucursales en toda Galicia. La teoría de que el hombre estaba agobiado por un «problema financiero» cobró más fuerza.
Por las frases que gritó, se deduce que el hombre había negociado un crédito o hipoteca para pagar la casa y que, por alguna adversidad, no hizo frente a los pagos y, tras un pleito judicial, el banco iba a embargarle su vivienda.
La víctima fue trasladada al hospital Nicolás Peña para realizarle la autopsia y proceder a su identificación. Al cierre de esta edición, ni su familia ni la compañía aseguradora habían reclamado el cadáver.
__________________
"An immense river of oblivion is sweeping us away into a nameless abyss"
Ernest Renan - Souvenirs d'Enfance et de Jeunesse.
Kudzu is offline   Reply With Quote